Mi experiencia en Europa: Barcelona

 

Por: Dra. Jenny Hernández Gómez

Todo comenzó con una gran inquietud de saber qué había más allá de la Cirugía Plástica mexicana y, al mismo tiempo, la de conocer el continente europeo. Por eso, hice la solicitud de rotación durante mi 2º año de la residencia en Cirugía Plástica –en el año 2014-, a la cual, respondieron que esta sería del 1ro. de marzo al 31 de mayo del 2016.

Llegó la fecha: marzo 2016, el lugar era Barcelona, España, una ciudad impresionante por ser cosmopolita, por su orden y su estilo único en el mundo dado gracias a Antoni Gaudí, que dejó una arquitectura inigualable en toda la ciudad. En Barcelona se disfruta del deporte al aire libre; a cualquier hora y por toda la ciudad, encuentras gente sola o acompañada corriendo por las calles, por las avenidas principales y en la playa. Existe una gran cultura de la salud y la belleza física.

El objetivo principal de la rotación fue reforzar el conocimiento en técnicas quirúrgicas estéticas en el medio privado, en la Clínica Planas.

Al llegar a la Clínica Planas, recibí un trato muy agradable, desde la primera persona que me recibió. Llegó por mí el residente de mayor antigüedad en la Clínica, un rotante argentino que me mostró la Clínica y me presentó con todo el personal. Posteriormente él me llevó a la casita, que es el lugar en donde se alojan los residentes rotantes extranjeros; ahí, conocí a otros compañeros, una ecuatoriana y un mexicano rotante del ISSEMYM. Con ellos conviví durante un mes y aunque la convivencia fue buena, la rotación mejoró mucho en cuanto llegaron los nuevos rotantes como equipo de trabajo, con actitud y un buen acoplamiento con el resto del personal de la Clínica. Al final, logramos un gran equipo en los dos meses restantes de mi rotación.

Los nuevos rotantes eran dos mexicanos Cirujanos Plásticos recién egresados al igual que yo, los doctores Arturo Ceyca de Sinaloa y Flavio Ochoa de Jalisco, y también Arthur Herter, un brasileño que se acopló a nuestro ritmo mexicano en Barcelona.

La experiencia fue muy gratificante y de mucho aprendizaje, había procedimientos quirúrgicos de lunes a viernes, entre 6 y 10 procedimientos quirúrgicos estéticos diarios, que por la mañana encabezaban los Cirujanos Plásticos Jorge Planas, Gabriel Planas, Carbonell y Del Cacho y, por las tardes, lo hacía el Dr. Jaume Massiá, Cirujano Microquirúrgico.

Personalmente, aprendí la técnica Planas de reducción mamaria de pedículo supero interno con auto implante, además de lifting facial, cervical, lifting de glúteo y de muslos, así como la ninfoplastia. De dichos procedimientos fue de los que pude aprender más en cuanto a la técnica quirúrgica utilizada allá, pues el resto de los procedimientos estéticos son muy parecidos a los que se realizan en México, como el aumento mamario, el contorno corporal, la abdominoplastia y la rinoplastia.

También, -en menor número-, se hacían procedimientos micros quirúrgicos, principalmente para reconstrucción mamaria con colgajo DIEP y colgajo TDAP, y para el manejo quirúrgico del linfedema.

Durante la mañana se podían realizar varias cirugías estéticas, pues hay un gran equipo y casi no hay tiempos muertos, así que todo se agiliza. Me sorprendió de manera especial el trabajo de las enfermeras, quienes son muy hábiles en el manejo peri operatorio de los pacientes.

Como residentes rotantes, nuestro trabajo en la Clínica consistía en ser primer ayudante en la mayoría de las cirugías estéticas y reconstructivas; además de realizar guardias presenciales, que son más tranquilas y no extenuantes como en las residencias mexicanas.

Es una gran experiencia salir de tu país y ver cómo trabajan en otro continente. Encontré que hay una gran similitud con la cirugía estética y reconstructiva mexicana en el área privada; aunque también me llevé un gran aprendizaje con sus diferentes técnicas quirúrgicas.

Algo muy importante a saber, es que en Europa, México es considerado como una gran escuela para la Cirugía Plástica mundial. Hubo comentarios de parte de los Cirujanos Plásticos, de los Anestesiólogos y de las Enfermeras, en donde decían que los Cirujanos Plásticos mexicanos tienen una gran preparación tanto a nivel de conocimiento, como a nivel quirúrgico, en comparación con el resto de Latinoamérica. Fue un gran orgullo escucharlo y saber que vamos por buen camino, ya que en la Clínica Planas, hay rotantes de todo el mundo, principalmente latinoamericanos y europeos.

Al paso de los días, la convivencia tanto con mis compañeros rotantes, como con todo el personal de la Clínica, fue de mejor en mejor, haciendo incluso amistad con muchos de ellos, lo cual, nos llevó a salir en grupo a conocer restaurantes de comida mexicana y española para intercambiar algo de nuestras culturas. Así, descubrimos diferentes formas de convivir, comida excepcional y lugares impresionantes.

En los fines de semana libres, los rotantes viajabamos a conocer diferentes países del continente, lo cual fue un plus en esta rotación, en donde además de haber obtenido un gran aprendizaje quirúrgico, tuve la fortuna de conocer sobre la cultura europea a través de diferentes ciudades.

Sencillamente ha sido toda una experiencia de vida que sin duda, quiero repetir en otros países.

Derechos Reservados©

image3 image4 image2 (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.