Violencia de género y derecho a cirugía reconstructiva

Por: Dr. Antonio Castellanos Barroso – Cirugía Plástica y Reconstructiva. Certificado 496

Propuesta para establecer que las mujeres víctimas de violencia de género tienen derecho a la realización de Cirugía Reconstructiva en las Instituciones de Salud de Estado Mexicano.

La violencia contra la mujer también conocida como violencia de género es: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia del sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer; así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada”.

Nuestro país está emprendiendo acciones en la lucha contra la violencia de género, entre las que se encuentran: la creación de legislaciones que cubran espacios no contemplados anteriormente, la modificación de leyes obsoletas y la creación de políticas públicas que permitan proteger de abusos e injusticias practicadas contra la mujer.

Según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), y con base a la información proporcionada por la “Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares” levantada en el 2013 ( ENDIREH) con la colaboración del Instituto Nacional de las Mujeres y del Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), 19,471.972 mujeres tienen pareja residente, de éstas 10,182.467 no tuvieron ningún incidente de violencia en un año previo a la entrevista, mientras que 9,064.458 declararon haber tenido al menos, una agresión por parte de su pareja. El resto, 225.047 no especificaron su condición de violencia. Es decir, 47 de cada 53 mujeres reportaron violencia de género. En este apartado se incluyen: violencia psicológica, física, económica y sexual.

La violencia física se presentó en 1,813.370 mujeres; la violencia psicológica es la más frecuente con 7,474.242 casos. Con frecuencia, las mujeres sufren varios tipos de violencia ya que el límite entre violencia física y sexual es muy delgado. La violencia física implica agresiones físicas como empujones, golpes, heridas o quemaduras. La violencia física representa 13 % de los casos de violencia de género.

De las mujeres reportadas con violencia física, a 73% las han empujado o jalado el pelo; el 51% han sido víctimas de golpes con las manos o algún objeto; a 17% las han pateado; al 4% las han tratado de asfixiar; al 3.5 % las han agredido con un cuchillo o navaja, y al 5% les han disparado con un arma.

Estos hechos violentos a menudo están acompañados de violencia sexual, obligando a las mujeres a tener relaciones sexuales sin su consentimiento o con amenazas de quitarles a los hijos o no dejarlas salir de su casa so pena de sufrir nuevos maltratos.

Las lesiones más reportadas son moretones, hemorragias y heridas; sangrado vaginal, cortadas, quemaduras, pérdida de dientes, abortos y/o fracturas. Se reporta que 9% de estas mujeres tuvieron que operarse como consecuencia de la agresión.

Sólo el 19.1% de los casos de agresión a la mujer se denuncian ante la policía o ante el ministerio público. De estas denuncias, el 30% indica que la pareja mejoró su trato con ellas después de la denuncia, pero en 35% de los casos el trato no mejoró e incluso empeoró.

Los hechos y las cifras son apabullantes e invitan a una reflexión intensa:

Considero que todos podemos ayudar para evitar esta situación tan lamentable. En el caso de los Cirujanos Plásticos, deberíamos seguir el ejemplo de nuestros colegas Brasileños, los cuales iniciaron en el 2013 en 11 Hospitales públicos de Sao Pablo, un Programa de Cirugía Reconstructiva para las Mujeres víctimas de maltrato de género. Esto, lo hicieron con el fin de agilizar el servicio y ofrecer la Cirugía Plástica necesaria para quienes han sido golpeadas y desfiguradas.

Este procedimiento consiste en poner al alcance de la población un teléfono en donde se reportan las agresiones, y a través de este número, las pacientes son canalizadas a los diferentes hospitales públicos para su pronta atención y cirugía, si esta última fuera necesaria.

Considero que en nuestro país, México, el programa se puede ampliar a mujeres con quemaduras o defectos físicos y amputaciones mamarias por cáncer, porque en muchas ocasiones estos defectos pueden ser el factor desencadenante de maltratos psicológicos y físicos; rechazo y violencia de género. La cirugía reconstructiva puede significar el inicio de una nueva vida para estas mujeres que a menudo están deprimidas, lo que afecta su vida en general y de pareja.

El proyecto será presentado a la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva AMCPER, que será el medio encargado de difundirlo entre todos los Cirujanos Plásticos que trabajan en las Instituciones de salud de nuestro país.

Estoy en el entendido que esta noble causa será bien recibida por todos nuestros compañeros, porque como grupo, los Cirujanos Plásticos somos solidarios con nuestra gente y con frecuencia participamos en campañas altruistas de cirugía extramuros para tratamiento de quemaduras, lesiones de mano y pacientes con labio y paladar hendido en poblaciones vulnerables.

El objetivo es que esta propuesta sea presentada como un punto de acuerdo entre la Secretaria de Salud Federal y las Cámaras de Senadores y Diputados de nuestro país.

Derechos Reservados©
The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.