Turismo médico. Un punto de vista

Por: Dr. Alfonso González Cepeda.

Mucho se ha escrito sobre turismo médico. Desde que realicé mi residencia en el Hospital General Dr. Manuel Gea González (1985-1988), un compañero residente muy querido, el Dr. Héctor Rivera, originario de Costa Rica, me platicaba que al término de su residencia, se iría a trabajar al Hospital México, un Hospital privado que en su país hacía turismo médico.

Hace más de 30 años, era común en las conversaciones de pasillos y en el lavado de manos, comentar que el Dr. Ivo Pintanguy operaba a muchos pacientes, principalmente de Europa.

El turismo médico existe desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, en Egipto, en el año de 1248, se inauguró el Hospital de Mansuri en El Cairo, uno de los más desarrollados del mundo, hecho que determinó que muchas personas viajaran hasta allí para recibir atención médica.

Al término de mi residencia, tenía la idea de hacer turismo médico en Mérida Yucatán. Sin embargo, no logré que la gente de otros lugares del mundo fuera a atenderse conmigo, y aunque acudía a Cancún Quintana Roo, tenía poca consulta y se trataba de pacientes de la región. En 1996, fui invitado por un pequeño Hospital llamado AMAT y por dos amigos yucatecos que conocían mi inquietud, por lo que decidí venir a vivir a esta preciosa ciudad de Cancún.

Sin embargo ¡oh desilusión!, sólo atendíamos las emergencias de los turistas que venían a Cancún o a la Riviera Maya, y eso no es turismo médico, era atención médica al turista con una emergencia y yo quería hacer cirugía electiva programada en pacientes extranjeros.

Fue hasta el 2005 y 2006, que entendí el fenómeno. Todo estaba basado en la economía y la comunicación. Existe una crisis económica mundial, lo que estimula a los pacientes potenciales a buscar precios, por otro lado está la comunicación en todas sus variantes: el idioma, la ubicación geográfica, la conectividad, los precios de los viajes (avión, hoteles), el fenómeno de internet y las redes sociales que nos acercan a muchas ciudades y personas en todo el mundo.

Para mi objetivo de hacer turismo médico, detecté que Cancún tiene 200 vuelos diarios y unas dos millones de personas visitan la ciudad anualmente.

Una americana que trabajaba con nosotros, nacida en Nueva Jersey y con familia en Cozumel, nos apoyó, y a partir del 2007, comenzamos a traer pacientes de Estados Unidos y Canadá para hacer cirugías estéticas electivas mediante compañías facilitadoras en ambos países e incluso de Arabia, ¡lo habíamos logrado!

Gracias a estas experiencias, he continuado en la búsqueda de más herramientas que favorezcan el turismo médico, principalmente en nuestra especialidad. Actualmente, es importante no sólo ofrecer un buen resultado en nuestras cirugías, sino también contar con tecnología de punta, pertenecer a las diferentes Sociedades y Asociaciones internacionales y conseguir certificaciones internacionales de calidad, ya que además del precio y los resultados, los extranjeros buscan esas certificaciones tanto en los médicos como en los hospitales.

Derechos Reservados©
The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.